Notas de Interés
Un medicamento biológico amplía el acceso a la prevención de la ceguera
El bevacizumab producido en nuestro país permite una reducción del precio del tratamiento de 3 a 1, en comparación al mercado.

 

 

 

 

El envejecimiento de la población implica el desafío de hacer frente a enfermedades asociadas a la edad que no sólo conllevan un alto costo para los sistemas de salud, sino también el grave costo emocional que sufren quienes ven afectada su capacidad de para llevar adelante sus actividades cotidianas. Dentro de estas afecciones se encuentra la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), que es la principal causa de pérdida de la visión central en los mayores de 55 años, y sobre la cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que su prevalencia aumentará para los próximos años como resultado del envejecimiento de la población.

 

Dentro de las modernas terapias para esta problemática se destaca el bevacizumab, un medicamento biológico desarrollado para tratar distintas formas de cáncer pero que los oftalmólogos emplean exitosamente para el tratamiento de la degeneración macular desde 2006 en todo el mundo.

 

Desde entonces, la amplia experiencia del uso off-label (fuera de prospecto) del bevacizumab en oftalmología ha sido respaldada por ensayos clínicos realizados en diversos países, lo que llevó a organizaciones científicas internacionales a respaldar esta indicación.

 

En la Argentina, la Sociedad Argentina de Retina y Vítreo emitió un consenso en el que avala su uso para el tratamiento de la DMAE. La OMS ha incluido bevacizumab en su lista de medicinas esenciales para la salud en su capítulo de terapias oftalmológicas.

 

Pero el costo del tratamiento anual de la DMAE es muy alto. En Estados Unidos se ha estimado que asciende a los U$S 7.150 por persona al año. De ahí que revista importancia la reciente aprobación por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) de un bevacizumab producido enteramente en el país, que permite una reducción del costo del tratamiento de 3 a 1, si se lo compara con los bevacizumab disponibles hasta ahora en el país.

 

De producción 100% nacional, el nuevo bevacizumab es elaborado en la primera planta productora de medicamentos biológicos de América del Sur. La efectividad y seguridad de este medicamento biológico, avalado por la ANMAT, está respaldada además por la experiencia del laboratorio que lo comercializa, con más de 10.000 pacientes tratados con medicamentos biológicos.

 

Finalmente, un dato a destacar es que este medicamento biológico es el primero desarrollado y aprobado para uso oftalmológico. A diferencia de los otros bevacizumab disponibles en el país que deben ser fraccionados por el oftalmólogo, lo que conlleva el riesgo de contaminación del medicamento, el medicamento biológico nacional que acaba de ser aprobado por la ANMAT se ofrece en viales unidosis, que llegan al especialista listos para ser aplicados, resguardando la calidad, la eficacia y la seguridad del producto. 

 

Fuente: El Cronista Comercial

EDICIONES VR S.A.
Av. Hipólito Yrigoyen 4021 (C1208ABH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel./Fax.: (54-11) 4958-2815 / 4958-2812
info@edicionesvr.com