Noticias de la industria
Pfizer se prepara para la producción masiva de vacunas
El laboratorio internacional está en conversaciones para transferir más de su producción de medicamentos a contratistas externos.

 

 

 

 

 

 

Mike McDermott, presidente de suministro global de Pfizer, explicó que el fabricante estadounidense de medicamentos está aprovechando su red de alrededor de 200 contratistas externos, que incluye a Catalent Inc y Lonza Group AG, para desempeñar un papel más importante en la producción de algunos de sus medicamentos existentes.

 

Esto ayudará a Pfizer a desplazar una parte de la producción en cuatro de sus instalaciones de fabricación de vacunas, incluyendo una de sus fábricas más grandes de los Estados Unidos hacia la vacuna contra el nuevo coronavirus, al tiempo que se previenen las interrupciones en el suministro de sus otros productos.

 

Pfizer y su socio alemán BioNTech, aseguraron que han comenzado a entregar dosis de sus candidatas a la vacuna contra el coronavirus para las pruebas iniciales en humanos en los Estados Unidos. Las pruebas en Alemania ya habían comenzado.

 

Si tienen éxito, Pfizer dijo que espera recibir la autorización de uso de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para octubre. Podría distribuir hasta 20 millones de dosis para finales de 2020 y, potencialmente, cientos de millones el próximo año.

 

El cambio a la producción externa de otros medicamentos afectará principalmente a las vacunas y las drogas intravenosas. Pfizer produce actualmente alrededor de 1,5 billones de dosis de vacunas y drogas inyectadas por vía intravenosa cada año. Le costará al menos 150 millones de dólares preparar sus instalaciones para la nueva vacuna, según McDermott.

 

Las candidatas a vacunas de Pfizer y BioNTech utilizan la tecnología del ARNm, de la que se habla desde hace mucho tiempo, pero que aún no ha sido aprobada. La tecnología del ARNm instruye a las células del cuerpo para que produzcan proteínas específicas de coronavirus que luego producen una respuesta inmune.

 

La producción de grandes cantidades de vacunas requiere que Pfizer y BioNTech trabajen para ampliar rápidamente la capacidad de sus proveedores de fabricar materias primas para las vacunas de ARNm, dijo McDermott.

 

También podría enfrentarse a una posible escasez de materiales más básicos, como los viales y las jeringas utilizados para contener y administrar las vacunas. Los fabricantes por contrato, Lonza y Catalent, también están trabajando con otros fabricantes de medicamentos para ayudar a producir tratamientos y vacunas potenciales para el COVID-19.

 

Fuente: El Centro

EDICIONES VR S.A.
Av. Hipólito Yrigoyen 4021 (C1208ABH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel./Fax.: (54-11) 4958-2815 / 4958-2812
info@edicionesvr.com