Noticias de la industria
Moderna inicia los ensayos clínicos de su vacuna experimental de ARN contra el VIH
Probarán dos vacunas basadas en la misma tecnología que utiliza la firma para su vacuna contra el COVID-19, con el objetivo de evaluar su eficacia en prevenir la infección.

 

 

 

 

La compañía farmacéutica estadounidense Moderna inicia la fase I de los ensayos clínicos de su vacuna experimental contra el VIH, según se informa en una actualización realizada en el registro de ensayos clínicos de los Institutos Nacionales de Salud de los EE.UU.

 

En los ensayos se pondrán a prueba dos vacunas candidatas basadas en una plataforma de ARN mensajero: mRNA-1644 y mRNA-1644v2-Core. Esta es la misma tecnología que utiliza la firma para su vacuna contra el COVID-19.

 

Las vacunas tienen el objetivo de prevenir la infección, y los ensayos aleatorios (una parte recibirá placebo y la otra vacuna) incluirán a 56 participantes VIH negativos de entre 18 y 56 años. El número se ampliará en las siguientes fases si el inmunizante supera esta fase inicial.

 

El objetivo del estudio será evaluar la seguridad de la vacuna, es decir, qué tan bien la toleran los voluntarios, que serán monitoreados durante nueve meses. También se analizará durante 10 meses la inmunogenicidad de la vacuna. No se medirá la eficacia, ya que esto se realiza en la fase III.

 

El patrocinador del ensayo es el International AIDS Vaccine Initiative. Colaboran ModernaTX, la Universidad de Texas en San Antonio, la Universidad George Washington, Universidad Emory y Fred Hutchinson Cancer Research Center.

 

El enfoque de la vacuna es generar “anticuerpos neutralizantes de amplio espectro”, que se adhieren a áreas que muchas variantes del VIH tienen en común.

 

La organización International AIDS Vaccine Initiative y el Scripps Research Institute publicaron recientemente los resultados de un paso preliminar al ensayo que muestra que su vacuna candidata estimula la producción de células inmunes raras, que producen precisamente este tipo de anticuerpo.

 

Esta vacuna tiene como objetivo, a través de varias dosis, “educar” poco a poco a los linfocitos B que producen los anticuerpos. Los investigadores también esperan entrenar a otros linfocitos, los “T”, para eliminar las células que, después de todo, hayan sido infectadas.

 

William Schief, inmunólogo que lidera el desarrollo de una vacuna de ARN mensajero contra el VIH en el Scripps Research Institute, dijo que espera que “el inmunizante, que convierte las células en fábricas de vacunas y cuya tecnología ha sido probada contra el COVID-19, establezca un antes y un después contra el VIH”.

 

 Fuente: El Comercio

EDICIONES VR S.A.
Tel.: (+54 9 11) 4424-2885
info@edicionesvr.com