Notas de Interés
Nanorrobots de células madre transportan medicamentos para tratar enfermedades cerebrales sin cirugía
El método para tratar enfermedades neuronales por vía nasal fue probado en cerebro de ratones.

 

 

 

 

 

Investigadores de Corea del Sur probaron con éxito en ratones un nuevo método para tratar enfermedades neuronales por vía nasal que evita intervenciones invasivas como la cirugía. Para ello, han desarrollado unos nanorrobots de células madre que pueden controlarse desde el exterior y que son capaces transportar medicamentos a cualquier parte del cerebro.

 

La barrera hematoencefálica es muy útil porque impide que toxinas que hay en el torrente sanguíneo pasen a nuestro cerebro mientras que permite el paso a nutrientes beneficiosos. Pero también causa problemas a la medicina moderna porque dificulta el paso de ciertos medicamentos que podrían tratar enfermedades neuronales de manera eficiente y sin cirugía. Sin embargo, los científicos han descubierto que hay una puerta trasera en las vías nasales que permiten el acceso directo al cerebro sorteando esta barrera.

 

Los científicos coreanos han aprovechado esa puerta, en este caso en el cerebro de ratones, para probar su último descubrimiento: unos nanorobots hechos con células madre de transferencia nuclear humana (hNTSC) que se pueden controlar magnéticamente y que son capaces de llevar medicamentos

 

Aparte de las células madre, estos nanorrobots llevan nanopartículas de óxido de hierro que permiten que se pueda controlar su movimiento -tanto el de giro como el de traslación- por el torrente sanguíneo de manera precisa mediante imanes.

 

Además, cuando estos nanorrobots llegan al cerebro “son capaces de diferenciar entre neuronas, células precursoras neurales y neurogliocitos, algo que es muy útil a la hora de tratar distintos trastornos del sistema nervioso”, aseguran los investigadores en un artículo publicado en la revista 'Advanced Healthcare Materials'. Para poner a prueba estos nanorrobots, primero se aseguraron que el campo magnético controle correctamente su movimiento pasándolos a través de canales microfluídicos en el laboratorio. A continuación, el equipo los trasplantó en tejidos cerebrales cultivados ‘in vitro’ para comprobar su funcionamiento. Y por último, se los administraron a ratones por vía nasal para comprobar si pasaban a barrera hematoencefálica y si podían guiarlos al lugar deseado mediante los imanes.

 

Los investigadores aseguran en las conclusiones de su estudio que su método es superior en eficacia y seguridad a los tratamientos quirúrgicos convencionales. Y que este enfoque tiene el potencial de tratar eficazmente los trastornos del sistema nervioso central de forma apenas invasiva. "Esta investigación supera las limitaciones en la administración de un agente terapéutico en los tejidos cerebrales debido a la barrera hematoencefálica", afirma el profesor Choi Hongsoo, uno de los investigadores que ha liderado este descubrimiento. "Abre nuevas posibilidades para el tratamiento de diversas enfermedades neurológicas intratables, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y los tumores cerebrales, al permitir la administración precisa y segura de células madre a través del movimiento de un microrrobot basado en hNTSC y guiado magnéticamente a través de la vía intranasal".

 

Fuente: El Confidencial

EDICIONES VR S.A.
Tel.: (+54 9 11) 4424-2885
info@edicionesvr.com