Notas de Interés
AstraZeneca estudia una nueva generación de su vacuna contra la variante Ómicron de coronavirus
El laboratorio británico está finalizando las pruebas que, de ser eficaces, permitirían su uso en las próximas semanas.

 

 

 

 

 

Ómicron, la variante de coronavirus hallada en Botsuana y caracterizada en Sudáfrica, es la nueva amenaza global. Es por ello que ya se está estudiando una nueva generación de la vacuna Oxford / AstraZeneca que podría proporcionar una fuerte protección contra la nueva cepa. La investigación está en etapas finales de prueba y, si resultara eficaz, podría estar lista para su uso en cuestión de semanas, según explican sus desarrolladores.

 

La noticia fue dada a conocer por el profesor inmunólogo Sir John Bell, un miembro del grupo de trabajo de vacunas del gobierno británico. Por el efecto devastador que está teniendo la variante Delta en Europa, Gran Bretaña ya estaba trabajando para hacer ese cambio rápidamente, gracias al estudio pionero del equipo Oxford AstraZeneca. La última fórmula AZ se creó originalmente para combatir la primera variante sudafricana Beta de Covid, que amenazó con extenderse ampliamente el año pasado antes de ser superada por la cepa Delta.

 

“Si es necesario, podría ´conectarse´ para modificar la vacuna AZ que se usa actualmente con relativa facilidad y administrarse mediante inyecciones de refuerzo”, afirmó Sir John, que junto a sus colegas de la Universidad de Oxford han estado monitoreando de cerca la nueva variante, B11529, que tiene 32 mutaciones, desde que comenzó su aumento hace unos días.

 

Un análisis más detallado se realizará utilizando muestras del virus enviadas a Gran Bretaña desde Sudáfrica en recipientes seguros. Los científicos esperan aprender más sobre él, como su capacidad para propagarse y su capacidad para causar enfermedades graves.

 

Otros laboratorios avanzan contra Ómicron

 

Los principales fabricantes de vacunas contra el COVID-19 en occidente, entre ellos los estadounidenses Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, informaron que ya están probando la efectividad de sus productos contra la nueva variante detectada en el África austral.

 

Pfizer y su socio alemán BioNTech emitieron un comunicado en el que explicaron que sus laboratorios ya están analizando esta variante para determinar si su vacuna podría necesitar algún tipo de “ajuste”. Por su parte, Moderna alertó de que las mutaciones observadas en la variante son “preocupantes” y explicó que probará varias dosis de refuerzo de su vacuna para ver cuál es la reacción.

 

Johnson & Johnson, que comercializa su vacuna en Europa bajo el nombre de su subsidiaria Janssen, apuntó que ya está probando la efectividad de su producto “contra la nueva variante de rápida propagación que se identificó en el Sur de África”. También la estadounidense Novavax dijo estar analizando el efecto de sus vacunas contra esta nueva variante.

 

Fuente: Infobae

EDICIONES VR S.A.
Tel.: (+54 9 11) 4424-2885
info@edicionesvr.com