Noticias de la industria
Combinan hormonas en un innovador fármaco para diabetes 2
El laboratorio Novo Nordisk junto a científicos alemanes combinaron los efectos reductores del azúcar en sangre de los fármacos Tesaglitazar y GLP-1 en uno nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

Científicos del Centro alemán para la investigación de la diabetes (DZD) y los daneses de Novo Nordisk han desarrollado una nueva combinación de hormonas para el futuro tratamiento de la diabetes tipo 2, según se explica en el estudio experimental Nature Metabolism.

 

Combinaron los efectos reductores del azúcar en sangre de los fármacos Tesaglitazar y GLP-1 (péptido similar al glucagón-1), en uno nuevo muy eficaz. La ventaja es que, al combinarlos, el primero solo afecta al tejido que contiene receptores de GLP-1. Esto reduce los efectos adversos de Tesaglitazar al tiempo que aumenta su acción sobre el metabolismo del azúcar.

 

El fármaco Tesaglitazar mejora el metabolismo de la glucosa y las grasas en pacientes con diabetes tipo 2. Actúa sobre dos receptores dentro del núcleo celular para aumentar la sensibilidad a la insulina. Esto se demostró en ensayos clínicos de fase 3.

 

Sin embargo, también provocó efectos no deseados, como signos de daño renal. Para utilizar el fármaco de forma terapéutica, los investigadores combinaron bioquímicamente ese medicamento con la hormona gastrointestinal GLP-1, que desde hace varios años se utiliza con éxito para tratar la diabetes tipo 2. Esto permite que el fármaco combinado actúe solo en células y tejidos que contienen receptores de GLP-1.

 

“El metabolismo del azúcar de ratones machos obesos y diabéticos mejoró en comparación con el tratamiento únicamente con la hormona GLP-1 o Tesaglitazar solo, y sin efectos adversos perjudiciales para el hígado o riñón”, explica la profesora Kerstin Stemmer, una de las autoras principales del estudio.

 

La sustancia fue particularmente eficaz para aumentar los niveles de tolerancia a la glucosa. Solo se requirieron dosis mínimas del nuevo fármaco para lograr una mejora sostenible del metabolismo de la glucosa.

 

“Este medicamento tiene un gran potencial para el tratamiento agudo de los niveles elevados de azúcar en la sangre asociados con la diabetes tipo 2”, asegura Aaron Novikoff, miembro de este equipo germano-danés.

 

El siguiente paso será comprobar si este medicamento también tiene el potencial para tratar a personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 y si la eficacia de esta nueva terapia combinada se puede optimizar aún más mediante modificaciones bioquímicas.

 

Fuente: El Imparcial

EDICIONES VR S.A.
Tel.: (+54 9 11) 4424-2885
info@edicionesvr.com