Notas de Interés
Crean un método para administrar nanofármacos dosificados a través de la piel
El método permite medir la concentración de medicamentos en las distintas capas de la piel.

 

 

 

 

 

 

La industria farmacéutica sabe cómo administrar sustancias a través de la piel, como en el caso de los parches de nicotina y los parches anticonceptivos. Pero no se ha convertido en una vía popular para la dosificación de fármacos. Uno de los principales problemas es que a los científicos les resulta difícil hacerse una idea exacta de la eficacia con la que las partículas llegan al destino correcto en el cuerpo. Esto se debe a que, con un tamaño máximo de una milésima de centímetro, si han de penetrar en la piel, son demasiado diminutas para detectarlas después por medios no invasivos. Dado que una parte fundamental del desarrollo de un fármaco es rastrear exactamente a qué parte del cuerpo llega y evaluar su eficacia, esto supone un problema importante para los desarrolladores de fármacos.

 

En la actualidad, los científicos comprueban dónde llegan las nanopartículas utilizando medios invasivos, como una biopsia. Pero esto provoca dolor y es difícil de realizar a gran escala. Sin embargo, científicos de la Universidad de Bar Ilan en Israel afirman haber superado un importante obstáculo que hoy frena el desarrollo de nanofármacos para que puedan administrarse a través de la piel. “La nueva investigación podría impulsar realmente el desarrollo de la nanomedicina, al darnos una forma de medir la concentración de medicamentos en las distintas capas de la piel”, dijo Channa Shapira, uno de los principales investigadores. Shapira superó el problema de que las partículas eran demasiado pequeñas para ser rastreadas mediante el uso de láseres y ha publicado sus resultados revisados por pares en la revista ACS Nano.

 

Aunque las partículas son demasiado pequeñas para ser detectadas, cambian sutilmente el aspecto de la piel en función de la profundidad a la que han penetrado. Los cambios no son visibles a simple vista, pero Shapira desarrolló una forma de iluminar la piel con láser y utilizar una maquinaria especial para determinar dónde se encuentran las partículas y su concentración. El método consiste en exponer brevemente a los pacientes a un rayo láser azul. Un sistema óptico crea una imagen tridimensional similar a una fotografía, a través de la cual se pueden extraer los cambios ópticos en el tejido tratado y compararlos con el tejido adyacente no tratado mediante un algoritmo especialmente creado.

 

El método necesita más pruebas antes de su uso práctico, pero el profesor Dror Fixler, de la Universidad de Bar Ilan, se muestra optimista sobre su potencial. Fixler, que dirige el Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de Bar Ilan y supervisó la investigación, dijo que cree que podría dar lugar a que la nanomedicina se convierta en algo mucho más habitual. “Se trata de un avance importante en dermatología y en ingeniería óptica. Podría abrir la puerta al desarrollo de fármacos aplicados a través de la piel junto con preparados cosméticos modernos que utilicen nanotecnología avanzada”, comentó.

 

Fuente: Israel Noticias

 

EDICIONES VR S.A.
Tel.: (+54 9 11) 4424-2885
info@edicionesvr.com