Noticias de la industria
Cómo es el nuevo medicamento para la diabetes tipo 2 que mejora la insuficiencia cardíaca y renal
Se trata de un fármaco argentino que brinda ventajas al sistema metabólico.

 

 

 

En un último avance en el campo del tratamiento contra la diabetes tipo 2 (DBT2), fue lanzado un nuevo medicamento basado en la acción de un inhibidor del cotransportador de sodio y glucosa 2 (SGLT2), que reduce los niveles de azúcar en la sangre mediante la eliminación de glucosa a través de la orina. El mismo fue presentado en el XLI Congreso Nacional de Cardiología y ofrece un enfoque innovador para el tratamiento de esta enfermedad crónica.

 

Además de controlar la glucemia, ofrece beneficios adicionales: es eficaz en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca crónica (ICC) y de la insuficiencia renal crónica (ERC), con una reducción del 38% la mortalidad en pacientes con estas condiciones asociadas, ya sea que tengan diabetes o no. Esto lo convierte en una opción integral para el manejo cardio-reno-metabólico. A su vez, el fármaco retrasa la progresión hacia la diabetes en personas con prediabetes, cuya glucosa en sangre es alta, pero no llega al umbral para un diagnóstico formal.

 

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), “de las personas con prediabetes, más del 80% no sabe que la tiene” y advierte que este cuadro “pone en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares”.

 

En este sentido, las complicaciones cardiovasculares, renales y metabólicas relacionadas con la insuficiencia cardíaca, la insuficiencia renal aparejadas a la diabetes tipo 2 representan un problema de salud global, afectando a más de 1 billón de personas y causando más de 20 millones de muertes anuales. En este sentido, el fármaco aporta mayores beneficios y calidad de vida.

 

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de azúcar en sangre, debido a que el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza de manera eficaz.

 

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 500 millones de personas en todo el planeta sufren de esta condición, situándola entre las enfermedades crónicas no infecciosas más comunes a nivel global. Asimismo, 1,5 millones mueren cada año como consecuencia directa de la patología, según las últimas cifras actualizadas de la máxima entidad sanitaria.

 

En Argentina, se estima que 5 millones de personas viven con esta enfermedad crónica, de los cuales el 90% padece diabetes tipo 2, y 4 de cada 10 no conocen su diagnóstico, según el Ministerio de Salud argentino. 

 

 

Fuente: Infobae

 

 

  • en iyi dershane
  • ankara dershane
  • EDICIONES VR S.A.
    Tel.: (+54 9 11) 4424-2885
    info@edicionesvr.com