Notas de Interés
Universidades evalúan el uso de realidad virtual en sus laboratorios
Puede tener aplicaciones de gran utilidad para estudiantes de las carreras de Medicina, Química o Biología.

 

 

 

 

 

 

La tecnología evoluciona a pasos agigantados, permitiendo cada vez más posibilidades para docentes que buscan dar un giro a la forma en que trabajan con sus alumnos en clase. En los últimos años, una tecnología en particular ha contado con gran crecimiento, destaque y preferencia dentro del aula: la Realidad Virtual o VR. 

 

La Realidad Virtual permite crear un entorno con escenas y objetos que poseen apariencia real, pero que en realidad se encuentran diseñados con medios tecnológicos. El usuario que emplea este tipo de tecnología siente que se encuentra inmerso en dicho entorno, y por tanto, puede vivir una experiencia más intensa con aquello que visualiza.

 

Debido a esta característica, la VR se ha convertido en una herramienta facilitadora para la enseñanza de disciplinas como Medicina, Biología, Química y otras tantas asignaturas que obligan al estudiante a imaginar situaciones u objetos que no contactan de forma directa.

 

De hecho, en los últimos años son cada vez más las universidades que emplean este tipo de tecnología en sus laboratorios y carreras de Ciencias, y las empresas tecnológicas que comienzan a fabricar dispositivos para este tipo de entornos.

 

Los cursos de Salud de Case Western Reserve University impartidos en la Clínica de Cleveland son un claro ejemplo de este uso, pues han abandonado casi en su totalidad el uso de cadáveres para demostraciones y prácticas médicas, empleando como reemplazo simulaciones con Realidad Virtual.

 

La Universidad Estatal de Arizona también emplea este método en su título de Biología en línea, permitiendo así a estudiantes a distancia acceder a una de las instancias de aprendizaje más empleadas en esta carrera: los laboratorios de prácticas.

 

Ventajas y desventajas

 

Para algunos expertos en la materia, la Realidad Virtual es el complemento perfecto para las universidades que desean ofrecer formación práctica en áreas científicas. Algunas de las ventajas que se asocian a dicha tecnología en estos contextos son:

• Posibilidad de empezar nuevamente el procedimiento cuantas veces se desee.
• Facilidad para enseñar a un gran grupo de estudiantes al mismo tiempo.
• Mayor seguridad en la realización de experimentos.

Sin embargo, también existen detractores a esta postura, los que argumentan que reemplazar la simulación de la forma tradicional puede tener consecuencias cuando los estudiantes deban enfrentarse a pacientes reales. Por lo tanto, antes de definir el futuro de este tipo de metodologías, se hace necesario analizar su impacto en la formación de los estudiantes.

Fuente: Universia Argentina

EDICIONES VR S.A.
Av. Hipólito Yrigoyen 4021 (C1208ABH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel./Fax.: (54-11) 4958-2815 / 4958-2812
info@edicionesvr.com